PORQUE DEBEMOS APRENDER A ESTAR SOLOS

A lo largo de mis 31 años he estado rodeada de personas, mi mamá, mi familia, mis compañeros de la escuela, colegio, universidad, mis profesores, mejores amigas, en fin, personas especiales que hacen parte de mi vida. Pero también, Amaba y disfrutaba mis momentos de soledad, como siempre estaba rodeada de gente no me afectaba si debía estar sola en mi casa, de hecho lo disfrutaba mucho. Pero difícilmente entendemos que debemos estar preparados para estar solos y es que ahora que vine a un país desconocido para mí, por su idioma, lugares, personas y comportamientos, lo entendí. Estoy acá por el amor de mi vida y aunque claro que vale la pena el no está 100% conmigo por su trabajo, entonces? Debí aprender a estar sola. Lo confiezo no es tan fácil, pero tampoco imposible, es algo que se aprende a llevar, pero analizándolo bien es importante que aprendamos a estar solos y no sólo por mi situación sino también porque nos volvemos dependientes a la compañía, ya sea de nuestros padres, esposo, hermanos o amigos y qué pasa cuando ellos ya no están? La distancia o aún peor la muerte nos despierta a esa realidad que debemos afrontar y que muchas veces por no aceptarla terminamos con personas que no nos convienen. Pero, cómo aprender a estar solo?.

Acá algunas herramientas que a mí me han funcionado.

1. No concentres tu atención en eso que te deprime o te pone sentimental. Es como poner toda nuestra energía en las cosas que nos afectan y  nos desgasta para finalmente no encontrar la respuesta, algo así como, no pongamos el dedo en la herida.

2. Busca actividades que te gusten, el objetivo es distraer tu mente.

3. Realizá ejercicio, aunque no tengamos un gusto desbordado por el gym o algún deporte; es la mejor manera de dispersar la mente, así establecemos metas con nuestro cuerpo que con el paso del tiempo nos hará sentir muy bien.

4. Conoce gente, nuevos amigos, relaciónate con tu contexto, es decir, si estudias, trabajas o lo que sea que hagas, busca como entablar conversaciones que abran espacios para compartir, así tendrán cosas en común y además generas espacios de relación con tu entorno.

5. Visita lugares, restaurantes y sitios que te den tranquilidad y te hagan feliz. Nada mejor para distraer la mente y saber que sola también se disfruta.

6. Baila, canta, lee un libro o tomate una ducha, lo que sea que hagas recuerda que lo puedes hacer con calma y sin miedo porque nadie te está viendo.

7. Y si quieres llorar, hazlo, también es válido, recuerda que estás en todo tu derecho.

Pero, aprender a disfrutar nuestra soledad, es un espacio para aprender a conocernos y eso es genial.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow by Email
LinkedIn
Instagram